Malaje y Julieta


malaje-y-julietaEn nuestra versión Romeo no acude a la fiesta donde, según Shakespeare, conoce a Julieta.

Por el contrario, Romeo sigue pretendiendo a Rosaura. Se hace novio de ella. La deja embarazada. Se casan de penalti. Tienen uno, dos, tres, cuatro, cinco y seis preciosos niños uno detrás de otro.

Con veintitantos años Romeo piensa que su vida es una ruina. Pese al mucho amor que su esposa Rosaura le profesa, su buena apariencia, posición y disposición le posibilitan frecuentes aventuras extramatrimoniales.

Por voluntad de sus padres, con apenas catorce años, Julieta, sin amor, es casada con Paris.

Pasan los años y la pareja no da frutos. Paris, que sin descendencia se siente un desgraciado, se da a la bebida. Con relativa frecuencia pega a Julieta.

Por azares de la vida, un buen día, Julieta echa una canita al aire. Casualmente con Romeo.
Tras el acto, mutuamente confiesan sus muchas desdichas.

Aunque ellos lo ignoren, de haber tenido ocasión, seguro hubiesen preferido el romántico fatal desenlace que la tragedia de Shakespeare apunta.

Qué lástima. Rebobinar ahora no es posible.

 

ESPECTACULO FUERA DE REPERTORIO