De ¿Cuándo se come Aquí? (101)

 

“Un espectáculo desternillante”

 

Javier paisano. diario de sevilla

 

 

“Sobredosis de entretenimiento”

Juan antonio díaz recasens. diario de córdoba

 


“Maravilloso disparate”

Julio Sampalo. El Club Express

 


 
“El acierto mayor de Aguilar es su texto sencillo pero despierto, que convierte en cómplice al público y le transporta, de su escepticismo inicial, a la carcajada inteligente. Y como esos cómicos geniales que no pasan de moda, su humor no ridiculiza y sus imitaciones y desventuras trascienden lo cotidiano para navegar en el absurdo… malaje tiene el extraño don de no caer jamás en la vulgaridad, ni siquiera cuando la historia podría herir la sensibilidad del espectador… y es que Aguilar no tiene complejos: llamarse malaje ya dice mucho de su propio valor, algo así como tirar piedras sobre tu propio tejado… pero Aguilar salta cualquier mal de ojo con su inteligente discurso…”

 

Susana Sánchez. El Foco

 


 

“Poco a poco y de menos a más va buscando la complicidad del público con el estilo y la clase de los buenos cómicos, es decir, sin molestar ni ridiculizar a nadie… la comicidad va en crescendo y de la sonrisa se pasa a la carcajada en muchas de las cosas que cuenta… José Antonio Aguilar es muy buen actor y excelente autor, tiene oficio, originalidad y conoce las difíciles claves de la farsa, consiguiendo, sin grandes pretensiones, interesar a los espectadores y transformar en divertimento de primera categoría las simplezas de un lacio”

 

José Araujo. Europa Sur

 


 

“Malaje Sólo ha creado un espectáculo curioso, impertinente, desconcertante y muy, muy divertido… es toda una lección rápida y descarada de cómo hacer reír al público… un montaje diferente, lleno de ingenio, inteligente…”

 

Miguel A. García. Revista del Teatro Moderno

 


 

“Hizo de los espectadores cómplices de un montaje que acabó con cerrados aplausos… y el público se va de la sala con la satisfacción de haber pasado un buen rato.”

 

J.A. Diario de Cádiz

 


 

“Imagínate que decides pasar tu tarde libre en el teatro, pero te inclinas por ver una obra distinta, diferente. Quieres pasar un rato divertido y esperas que alguien te saque una sonrisa porque no has tenido un buen día. En ese caso una buena opción es la representación de malaje sólo en el teatro alfil… consigue meterse al público en el bolsillo sin que ellos se den cuenta. Una vez han caído en su embrujo, están desternillados de risa en la butaca del teatro.”

 

Mamen Monis. Canoa (tu red en internet)

“Una buena dosis en forma de monólogo repleta de chistes inteligentes made in Carmona (Sevilla), a base de interpretación, mimo, voces, y greguería visual… una hora y pico de interacción con el público que no sólo ríe con razón, sino que participa, charla con malaje y se convierte en un agradecido actor de reparto… pero sobre todo es gesto constante. Es la prueba de  que José Antonio Aguilar es uno de esos actores que hagan lo que hagan lo van a hacer bien. Un valor que cotiza en bolsa y está en alza.”

 

Elena Clemente. Mercado Noroeste